Cómo instalar Linux Mint junto a Windows 8 y EFI

EFI_msi_efi_presentation_02El proceso sera muy similar para cualquier otro portátil o ordenador de sobremesa que cuente con Windows 8 y el dichoso EFI.

Podéis empezar por descargar la iso de Linux Mint 15, nombre en clave Olivia. Una vez descargada podéis grabar la imagen en un DVD o prepararla en un USB Bootable.

Después de descargar la distro, deberemos preparar el entorno de instalación en Windows 8. Para ello necesitaremos redimensionar una partición, si ya disponéis de alguna partición libre podéis saltaros este paso.

Pulsando Win + R y escribiendo compmgmt.msc se nos abrirá el Admistrador de Equipos y nos situamos en Administración de Discos. En este paso ir con cuidado en caso de no saber lo que estáis haciendo. Ya que muchos equipos portátiles tiene la partición de recuperación y alterarla podría darnos muchos dolores de cabeza en un futuro.

Seleccionamos la partición que queramos utilizar y con el botón derecho pulsaremos sobre Reducir volumen. La instalación de Linux Mint pide un mínimo de 6.1 GB de espacio libre, así que no seáis rácanos y darle algunos GB más.

Cuando hayáis finalizado el paso anterior reiniciaremos Windows 8, pero pulsando la teclaShift mientras pulsamos sobre Reiniciar. Esto nos abrirá un menú con diferentes opciones antes de reiniciar la máquina. Elegiremos Resolución de problemas y una vez dentroConfiguración del firmware UEFI. Ahora se debería reiniciar la máquina y entrar directamente en la Bios.

Una vez dentro de la Bios, deberemos localizar y desactivar el arranque seguro o Secure Boot. Acordaros de modificar el orden de arranque, y establecer la unidad DVD o USB por encima del arranque del disco duro.

Después de todo esto conseguí que mi laptop cargara sin problemas el live cd de Linux Mint. Desde el live cd podremos pulsar sobre el instalador de la distro. Para esta versión el instalador identifica perfectamente que existe un Windows 8 en la máquina y te dará la alternativa de instalar sin perder datos. Podeis personalizar la instalación si quereis pulsando sobre algo más o borrar cualquier rastro de Windows 8. Al gusto.

Cuando la instalación haya finalizado no apagues la máquina todavía o deberéis volver a arrancar el live CD porque Windows 8 saltara nuevamente. Para ello deberemos corregir el arranque y que nos solicite que sistema operativo deseamos arrancar.

Abriremos la consola y lanzaremos los siguientes comandos.

sudo add-apt-repository ppa:yannubuntu/boot-repair && sudo apt-get update

sudo apt-get install -y boot-repair && boot-repair

Automáticamente se descargara del nuevo repositorio e iniciará el boot-repair.

Desde el boot-repair solo deberemos pulsar sobre Aplicar y nos corregirá el arranque. Si deseáis que el sistema operativo por defecto no sea Linux Mint deberéis especificarlo antes de aplicar.

Con esto ya podemos disfrutar de nuestra nueva distro y decir adiós a Windows 8.

Un pensamiento en “Cómo instalar Linux Mint junto a Windows 8 y EFI

  1. guardian dice:

    Gracias por la info, me fue de utilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s